Con coadyuvantes, incrementá entre 10 y 20% el control de malezas difíciles.

Desde Tropfen recomiendan el uso de un producto que combina aceite metilado y trisiloxanos (organosiliconas) que mejora la calidad y eficiencia de las aplicaciones de herbicidas.

37
Con coadyuvantes, incrementá entre 10 y 20% el control de malezas difíciles.
Con coadyuvantes, incrementá entre 10 y 20% el control de malezas difíciles.

Desde Tropfen recomiendan el uso de un producto que combina aceite metilado y trisiloxanos (organosiliconas) que mejora la calidad y eficiencia de las aplicaciones de herbicidas.

La primavera, en la previa de la siembra de granos gruesos, es uno de los momentos en que aparecen con más fuerza algunos habitantes indeseados de los campos agrícolas: las malezas de difícil control, como rama negra, lolium, echinochloa, eleusine o amaranthus.
Por eso, es una época clave para eficientizar al máximo posible la calidad de las aplicaciones de herbicidas, fundamentalmente en los barbechos cortos.

Con coadyuvantes, incrementá entre 10 y 20% el control de malezas difíciles.

“Es una etapa del año en que suelen darse condiciones ambientales adversas para la eficiencia de las pulverizaciones; por ejemplo, altas temperaturas con baja humedad relativa. Eso obliga a prestar más atención a las condiciones de aplicación, porque aquellas fallas de control en este momento, después son muy difíciles de revertir. El que erra ahora, lo paga caro en el futuro”, subraya Julián Etchegoyen, gerente de Marketing de Tropfen.
Y añade: “El 70 por ciento de la eficiencia de los herbicidas se explica por la calidad de la aplicación, es decir, por el cómo se aplica”.

En ese contexto, la empresa argentina que ofrece un amplio portfolio de coadyuvantes, recomienda el uso de Break-Thru MSO MAX, una formulación homogénea con 75 por ciento de aceite metilado de origen argentino y 25 por ciento de trisiloxanos de origen alemán.
Este producto posee tres atributos fundamentales, según Etchegoyen:

  • Poder antievaporante: protege la gota desde la salida del pulverizador hasta el blanco objetivo.
  • Doble vía de penetración: ambos activos aportan vías de penetración y esto potencia la acción de quemado frente a aceites convencionales.
  • Alto nivel de humectación: aporta más puntos de contacto; es decir, la gota no sólo llega bien al blanco objetivo si no que humecta gran parte del mismo.

Según Etchegoyen, “básicamente lo que logramos es ingresar a la maleza más rápido y de manera más eficiente”.
Ensayos realizados por Tropfen muestran que, en relación a una mezcla de herbicidas sin coadyuvantes, hay una respuesta en el control de malezas dificiles entre 10 y 20 por ciento superior.
“En malezas difíciles se logran alcanzar niveles de control superiores al 80%, una tasa que es la ideal y a la que con el herbicida solo normalmente es imposible llegar”, agrega Etchegoyen.

Además, remarca que si bien lógicamente significa una inversión, el retorno que aporta en kilos de rendimiento paga varias veces el costo de la tecnología.
“El nivel de inversión se estima entre el 5 y el 10 por ciento del valor de la mezcla de herbicidas. A la larga, terminás evitando una aplicación en posemergencia y en un momento en el que seguro ya estarás afectando el rendimiento”, menciona el ejecutivo.
Además, el coadyuvante que propone Tropfen es un concentrado que se aplica en menores dosis (250 centímetros cúbicos por hectárea contra 1.000 de un aceite convencional). “Esta mayor eficiencia también implica otro beneficio importante: tiene menor impacto en el ambiente”, concluye Etchegoyen.